Fue al comienzo de la temporada 1976-1977 cuando sale a escena el Balonmano Jaén, con un equipo masculino y otro femenino en categoría absoluta los dos que jugaron en la liga provincial.

Su entrenador fue Justo Gámez, entrenador Nacional de este deporte.

Se comenzó en una competición de tan sólo 6 equipos, Úbeda, Torreperogil, Andújar, Linares, y Navas de Tolosa.

Aunque con dificultades, se consiguió el ascenso a la 1ª División en el caso de los hombres, las mujeres tuvieron una liga un tanto irregular.

Este ascenso posibilitó lo que luego sería el Boom del Balonmano en Jaén.

Jugadores como Marcos, Antonio López ( porteros ), García Molina, Barrios, García Castro, López Fuentes, Delgado, Lupián, Pedro Moral, Conejo entre otros, dirigidos por Justo Gámez y como presidente del Club Honorato Morente.

En el mes de Agosto de 1977, se empieza a trabajar de cara a la siguiente temporada, la junta directiva se desplaza a Madrid para traer refuerzos, con el resultado de que jugadores como Carlos de Blas, Francis, Paco Sanchez se incorporaron al club para esa temporada.

 1 pagina marca agua

Ya en la temporada 1977-1978, todavía en la 1ª División, bajo la misma dirección técnica y la misma presidencia se conformó una plantilla con la mayoría de jugadores de fuera de Jaén: Latorre, Campos, Espejo, Francis, Carlos de Blas, y los que seguían de Jaén, Marcos y Alberto López como porteros, García Molina, Cerezo, Sánchez, Crespo, Ojeda, Mochi, Barrios y Roberto, realizando una temporada más que meritoria.

Para la temporada siguiente se perseguía el objetivo del ascenso a la División de Honor, hecho este que se consiguió en el último partido, contra el Anaitasuna de Pamplona, aunque se necesitaba solo un punto, lograron la victoria por 20 a 14 goles.

El debut en la División de Honor se produjo en la temporada 1979-1980, tras solucionar diversos problemas relacionados con la cuestión económica, se quedó claro que el nuevo entrenador sería Paco Sánchez, ex-seleccionador nacional cadete que decidió continuar su trayectoria deportiva en Jaén; se incorporaron nuevos jugadores foráneos, aparte de los que ya estaban, jugadores como Gete, Pradera, porteros y otro portero de Jaén Angel Delgado que ya estuvo haciendo la pretemporada en Madrid con ellos, Eduardo Martínez, De Blas, Alex Revilla, Elberdin, Gugel, Joaquín Roman, López León, Edu, Arruti y Muñoz Benito, grandes jugadores de la élite nacional muchos de los cuales acabaron jugando en los grandes equipos de España.

El primer partido de la División de Honor fue en Jaén contra el F.C. Barcelona de Pagoaga, Valero, Castellví, Serrano y Calabuig, con un resultado meritorio de 22 a 31, después de empatar a 13 en el primer período. Quedó clasificado en la 7ª posición por detrás del Barcelona, Calpisa, At. Madrid, Granollers, Bidasoa y Michelín.

Al final de esta temporada se incorporan a la plantilla 2 jugadores de la mermada cantera, Sobrado y Mochi, y a partir de este momento se reestructuran las categorías base del club, con la incorporación de un equipo cadete, otro juvenil y uno de segunda; igualmente a raíz de estos acontecimientos se empezaron las negociaciones con el Balonmano Bailén, con el acuerdo de un equipo en 2ª División entrenado por Justo Gámez, acuerdo que no llegó a buen puerto, mientras tanto el equipo grande de División de Honor continuaba sus andaduras por la liga española, pero ya las circunstancias y el ambiente hacía entrever que las cosas no iban bien.

Fue ya en la temporada siguiente, 1981-1982, cuando se empezó a fraguar la desaparición del Balonmano Jaén. En esta temporada se incorporaron a la disciplina del club jugadores de Jaén con poca experiencia y menor preparación para afrontar una liga tan exigente como la División de Honor, con la ayuda de otros jugadores de Granada, Sevilla, Bailén y el resto de los primeros equipos de provincial y segunda de la ciudad.La falta de presupuesto, jugadores, infraestructura y apoyo institucional obligaron al club a la desaparición.

El Balonmano en Jaén, a raíz de la desaparición, pasó por varias etapas, empezando en Bailén, donde el equipo de Segunda logró el ascenso a la 1ª División, realizando varias temporadas muy buenas, bajo la batuta de Manolo Ortega, y en ocasiones se estuvo a punto de jugar la fase de ascenso; en el resto de la provincia, Andújar, Úbeda, Linares se seguía participando en la liga provincial o la Segunda División; el club de Jaén también, después de la experiencia de Bailén, finalizada por falta de presupuesto, pasó por varias categorías.

Sebastián Moya, tanto padre como hijo y Antonio Hornos se echaron a cuestas el balonmano de Jaén, equipos en los que aún jugaban antiguos jugadores de Jaén que militaron en la División de Honor.

Fue ya un 27 de Abril de 1992, cuando un grupo de gente, viendo que el balonmano en Jaén estaba prácticamente desaparecido, se reunieron para intentar poner en marcha un proyecto que recuperara el espíritu de este deporte en nuestra ciudad.

Manolo Ortega, Juan Párraga, Jose Carlos Sobrado, Francisco Espejo, Antonio Hornos y Jesús Castro, en la Notaría de Navas de Tolosa firmaron un documento por el que  se daba de alta a lo que hoy es el Grupo de Amigos del Balonmano de Jaén (GAB JAÉN).

Durante estos años han sido muchas las personas que han colaborado para mantener viva la llama del balonmano en Jaén y de nuestro club el GAB JAÉN, siendo tres los Presidentes que ha tenido. Por orden cronológico: José Carlos Sobrado (también cofundador), Sebastián Moya y José Ignacio Fernández (actual Presidente)

 

Imagen1